Miércoles, 20 de septiembre de 2017

Un viaje a las raices

14233117_555795987949862_6528512676547749132_n

El pasado fin de semana los adultos participantes de la escuela de liderazgo “Netivim” vivieron una enriquecedora experiencia con su viaje a las colonias judías de Entre Ríos, dos días a puro disfrute y compañerismo y llenos de tradiciones e historias encontradas por parte de los 33 participantes del grupo. Es la segunda vez que una camada de Netivim parte hacia las ciudades donde se encuentran las raíces de nuestra colectividad en Argentina.

La visita comenzó en Villa Clara, donde, en una pequeña pero coqueta sinagoga, Marta, la guía, contó historias del pasado y el presente de una comunidad que se sostiene con mucho esfuerzo. Luego de un rico asado en la casa de Susana y Abraham, Presidente de la Keila, visitaron el museo que se encuentra en la estación de tren. El recorrido continúo por Villa Domínguez, pueblo que a través de su estación de tren, galpón de inmigrantes, el museo histórico con archivos y templo grande, deja entrever la historia de nuestro pueblo con un nivel de detalle impresionante. La memoria del Baron Hirsch y su institución la Jewish Colonization Asociation están presente en todo momento.

La cena del sábado fue un momento especial, todos los macabeos vestidos de azul y blanco compartida junto a toda la comunidad de Villaguay, no faltó la harkada por parte de las niñas de la comunidad y las bailarinas de Netivim que representaron de gran manera a la institución.

EL domingo fue el momento de recorrer Basavilbaso de la mano de Juan José. El frio no impidió el paseo por la estación de tren y dentro de un viejo vagón en desuso se recordaron anécdotas e historias de encuentro y de amores pasajeros. En medio del campo una pequeña sinagoga refleja con crudeza el paso de las décadas, su interior es una máquina del tiempo al pasado, lámparas de gas y bancos de madera decoran una estela de historia que se vive y se respira. El cementerio, quedará como excusa para una próxima ocasión porque estaba cerrado al ser Rosh Jodesh, ejemplo claro de que las tradiciones se encuentran por encima del sentir turístico de los locales.

Paola Faur, voluntaria del proyecto, expresó su emoción y destaco la hospitalidad de las personas de las distintas comunidades que los recibieron así como la fortaleza de los residentes, “ellos nunca hablan de perdida sino de lo que hacen para sostener la comunidad y combatir la asimilación” declaró con una mezcla de orgullo y admiración. Otros participantes del viaje asumieron el compromiso de acompañar a los descendientes de los colonos en su tarea de mantener vivas las tradiciones y aportar su granito de arena.

Sin dudas un viaje espiritual y de profunda conexión con las raíces de la comunidad que cambia la visión del mundo y de la vida propia para cualquiera que lo vive. Esperamos que los recuerdos se transmitan y que muchos más puedan disfrutar del recorrido por las colonias judías en Entre Ríos al igual que lo hicieron los participantes de Netivim.

Speak Your Mind