Domingo, 17 de diciembre de 2017

BAR KOJBÁ Y BEN-GURIÓN: DE LA INSPIRACIÓN A LA ACCIÓN

Mensaje de Lag BaÓmer

BAR KOJBÁ Y BEN-GURIÓN: DE LA INSPIRACIÓN A LA ACCIÓN

Queridos amigos:

La victoria de Bar Kojbá, el gran líder militar judío que otorgó casi 3 años de independencia nacional al pueblo judío, 132-135 e.c. (lo que festejamos en Lag BaOmer), condujo a la más grande matanza del pueblo judío en la antigüedad, y al Exilio de la mayoría de los Hijos de Israel de áreas completas de su Tierra ancestral. Se trató de una lucha iniciada en las colinas de Judea y que llegó tan lejos como hasta Beit Sheán, en la Alta Galilea. Esta Gran Rebelión le costó a los romanos 2 legiones completas de las 12 que movilizaron a la Tierra de Israel – un número exorbitante de tropas, a las que sumaron la conducción del mejor general romano de la época, Julius Severus, traído especialmente desde la lejana Britania para lograr su cometido.

La breve victoria contra Roma inspiró a los Padres de la futura reconstruida Nación judía. El Padre del Tercer Estado Judío, David Ben Gurión, primer Primer Ministro de Israel, tomó su nombre hebreo de uno de los generales de Bar Kojvá. La tenacidad, la decisión, el empuje, el compromiso último de Shimón Bar Kojbá y de sus hombres por lograr la independencia judía del yugo opresor romano avivaron a los nuevos Padres de la vieja patria judía en su justa lucha por reestablecer la vida nacional judía en la Tierra de Israel. Ben Gurión y sus hombres se centraron en el espíritu de la lucha de Bar Kojbá mucho más que en sus resultados finales, y se lanzaron a una lucha que todo el mundo pensó perdida y que condujo a los 68 años de vida independiente judía que acabamos de celebrar. La falta de realismo de Ben Gurión nos entregó el más tangible y real resultado que haya logrado el pueblo judío en 18 siglos de historia: el Estado de Israel, la redención nacional del pueblo judío que reclamó su Tierra… desde los tiempos de Bar Kojbá. Quizás fue por ello que Ben Gurión nos regaló la más famosa de sus frases: “Quien no cree en milagros no es realista”… Sin esa inspiración, sin esa fe en que el Estado de Israel se lograría… no tendríamos Estado.

Que las luces de nuestras fogatas de Lag BaÓmer iluminen nuestro presente de gloria y nuestro promisorio futuro, y que mantengamos y hagamos mantener el espíritu de continuidad nacional propio de esta Fiesta.

¡LAG BAÓMER SAMÉAJ!
¡JAZAK VE’EMATZ!
RABINO CARLOS A. TAPIERO
Vice-Director General & Director de Educación
UNIÓN MUNDIAL MACABI

Speak Your Mind