Viernes, 22 de septiembre de 2017

Jag Purim Sameaj!

Hoy, 23 de Marzo de 2016, en nuestro calendario ya es PURIM. Una fiesta que nos hace bailar, nos hace alegrarnos, disfrazarnos y divertirnos.
Hoy es un día de festejo.
Nos disfrazamos con los disfraces más divertidos, bailamos las canciones más alegres, comemos y disfrutamos con amigos.

Pero… vayamos a la historia:

El relato de Purim tiene como personaje central a la reina ESTHER. Mujer judía que oculta su identidad a la hora de postularse para ser la mujer del rey Ajashverosh, rey de persia.
Los acontecimientos de la historia llevarán a que el pueblo de Israel esté condenado al exterminio y para salvarlo del decreto de muerte. Esther deberá revelar su verdadera identidad. El rey abolirá el decreto, y el final en este caso, será un final feliz.

Pero ahora, vayamos a una mirada más profunda:

Para comenzar, Esther no era el verdadero nombre de ésta mujer, sino que era Hadasa. El nombre Esther, tiene su raíz hebrea en -”LEHASTIR”- ocultar y -”SETER”- secreto.
Y no solo eso, sino que la festividad de Purim se caracteriza por celebrarse con disfraces que nos hacen aparentar ser quienes no somos…

-¿Cuántas veces ocultamos nuestra identidad, sospechando que si nos presentamos verdaderamente como somos, no seremos aceptados, ni incluidos ni queridos…?
-¿Cuántas veces nos indistinguimos en una masa de “iguales” produciéndonos infinito sufrimiento, porque no nos animamos a decir con orgullo quienes somos?
-¿Cuántas veces nos inventamos disfraces, nombres, gustos, amigos, porque no sabemos defender nuestra identidad, nuestras opiniones y pertenencias?

Hoy nos proponemos disfrazarnos, alegrarnos, cantar y disfrutar. Pero cuando lleguemos a nuestras casas, con las luces apagadas y nos miremos al espejo, podamos ver quienes somos realmente.
Nos disfrazamos para pactar con sacarnos las mascaras que nos hacen negar de nosotros mismos. Es por eso, que en PURIM, leemos la “MEGUILA”-  La palabra MEGUILA viene del verbo -”LEGALOT”- descubrir.

Purim, es la oportunidad de descubrir-nos. Sin misterios, sin mentiras, sin ocultamientos, sin vergüenzas, sin prejuicios. Y cuando todo esto suceda, lo que se experimenta es una profunda libertad.

Pero para hablar de libertad, nos reencontramos en la próxima festividad: PESAJ.

JAG SAMEAJ!

Speak Your Mind