Viernes, 20 de octubre de 2017

El valor de la palabra

Queremos compartir con todos ustedes, este texto que nos parece que vale la pena leer.

Un texto que habla sobre el valor de las palabras y resume lo que estuvimos trabajando con los chicos durante todo el mes.
Disfrutenlo, como lo disfrutamos nosotros en EL MEJUFEST!

 

EL VALOR DE LA PALABRA

 

Hablamos mucho, pero no siempre entendemos el valor de las palabras.
Una palabra puede ser más potente que una lluvia de misiles, porque una palabra dicha, o no dicha, gritada o susurrada puede desatar una revolución.
Uno no se da cuenta de todo lo que tiene para decir hasta que empieza a decirlo. Las palabras están ahí, atrapadas en tu cabeza, quieren salir, quieren ser dichas, quieren ser gritadas.
Uno cree que las palabras dan respuestas, pero dan algo más poderoso: preguntas.
Decir algo es muy potente, pero más potente aun es no decirlo. Porque el silencio también tiene palabras, pero son palabras guardadas, elegidas, que esperan pacientes el momento de ser reveladas.
A veces solo hace falta abrir la boca para que se desate un huracán.
Pero las palabras cuando llegan te despiertan.
Las palabras pueden distraer, engañar.
Las palabras son pensamientos que se convierten en acción.
Actuar es mi palabra favorita, porque no se dice, se hace.
Las palabras están ahí, listas para ser usadas.
Las palabras provocan, inquietan, movilizan. ¿De quién son las palabras que decimos? ¿A quién pertenecen? ¿A uno, a varios o a todos?
¿De qué sirven las palabras si uno las dice y nadie del otro lado las recibe?
¿Qué valor tiene una palabra si nadie la escucha?
Sin palabras no hay silencios.
Y sin silencios no hay palabras.
Muchas veces no sabemos por qué callamos, y muchas más no sabemos por qué hablamos.
Estamos en silencio, guardándonos las palabras hasta que algo, alguien nos hace hablar.
Hay tantas palabras…
Y sin embargo muchas veces nos quedamos mudos, sin saber que palabra usar.
Dicen que una imagen vale más que mil palabras, pero cuando una palabra tiene valor puede contener mil imágenes.
La palabra vale. ¿Acaso hay una expresión que sea más hermosa, llena de sentido y amor que “te doy mi palabra”? Te doy mi palabra es un acto de entrega, de amor, de confianza, es más que una expresión de deseo, es un compromiso de vida, es un acto de fe. Porque cuando todo perdió valor la palabra puede rescatarnos.
Hay que creer y confiar en el valor de las palabras.

Por eso hoy, le decimos BASTA a todas esas cosas que nos impiden hablar, que nos impiden hablar en la forma correcta y en el momento correcto. Le decimos basta a esas cosas que nos callan, pero que se nos notan en el cuerpo. Le decimos BASTA  a todas estas situaciones que ustedes escribieron en este muro. Un muro que atrapa el valor de nuestra palabra en algunas situaciones determinadas.

Por eso, derribamos este muro.
Derribamos este muro para que nunca más atrape nuestras palabras, nuestros silencios, nuestras promesas y nuestras formas.
Descubramos y demosle NUESTRO VALOR A CADA UNA DE NUESTRAS PALABRAS.
Los queremos!

El equipo de Mejudash

 

Speak Your Mind