Lunes, 19 de agosto de 2019

Martin corriendo en las sierras cordobesas

Martín Mazursky nos cuenta su experiencia de este último fin de semana en una carrera de aventura en Córdoba.

La Misión Half en una carrera que se corre en cordoba, subiendo de un tiron al cerro champaqui, visitando algunos refugios a 2600mts de altura, haciendo cumbre a 2760mts y luego bajando hasta el pueblo. Se puede correr también la versión short que es la mitad de distancia (35k).
El champaqui es muy conocido por ser un cerro fácil de acceder en auto, pero también por ser muy subestimado a pie. El clima es muy cambiante, a pesar de la altura que no es de alta montaña, tiene días de temperaturas de -20 grados. De un momento a otro sale el sol, llueve, te cae una tormenta con viento y te nieva.
El pronóstico no era bueno, iba a llover con -10 grados. Me preocupaba bastante porque nunca había corrido con tanto frío, así que armé el equipo con remeras térmicas, micro polar y campera de lluvia.
Además de ropa, tenía que llevar comida y bebida. La carrera es de autosuficiencia. No hay puestos de hidratación, te vales por tus propios medios, recargando agua en los arroyos de la montaña.
Producto de la ansiedad y de querer meterme en la carrera, unos días antes me leí un libro que escribió un conocido mío, que en 2010 en esa misma carrera se extravió corriendo de noche pasándola bastante mal. De todo se aprende un poco.
Antes de la largada la organización acortó el recorrido a 50k por lo peligroso que estaba el clima arriba. La carrera fue muy dura, por momentos muy técnica, con mucho desnivel, lluvia constante y frío. El único alivio fue llegando a la cumbre, superamos la nube y vimos el sol, dejando un colchón blanco en el piso como cuando viajas en avión.
Las bajadas eran empinadas. Paradójicamente era mejor correrlas qué caminarlas para proteger los dedos de los pies y las rodillas. Por suerte el clima me dejó correr, y con mucho esfuerzo la terminé en 11 horas y 18 minutos.

IMG-20190618-WA0007 IMG-20190618-WA0008

Speak Your Mind