Viernes, 16 de noviembre de 2018

“ES EL RECONOCIMIENTO DE UNA VIDA ENTERA EN MACABI”

yehuda 2017

Como todos los años, se entrego en San Miguel, el Yehuda de Oro Individual. Esta vez el ganador fue el jugador de nuestra Primera División AIFA de Fútbol, Walter “Tortu” Lewin. En esta nota responde todo y repasa su historia en la institución, en una nueva edición de #LeyendasMacabeas.

“No me lo esperaba, a medida que fueron pasando las fotos en el video lo sentí como una recopilación de tantos años, tanto esfuerzo, de una vida en Macabi, fue una gran emoción”, expresa el capitán de la Primera AIFA. Sin dudas palabra autorizada, con 3 décadas de trayectoria en nuestra institución, desde sus comienzos a los 5 años en el Macabim hasta este presente, donde recibe el Yehuda de Oro rodeado de sus familiares y amigos.

La historia de Tortu en el equipo representativo más importante del fútbol Macabeo comenzó hace 18 años, cuando debuto en 1999 con edad de Juveniles, bajo la tutela de Hugo Campana.
“En el 2000, mi primer año completo en primera salimos campeones, Macabi hacia 4 años que no era campeón, fue hermoso y un momento inolvidable”, recuerda con alegría.

El 2017 fue un gran año, una primera mitad coronada con la participación en las Macabeadas Mundiales en Israel, formando parte de la selección +35 que logró la medalla de plata y una segunda parte del año donde la primera AIFA luchó hasta la última fecha por el título, “se nos escapó sobre el final pero eso no opaca el gran torneo que hicimos. Somos un grupazo llenó de personas con las que disfruto el día a día”. Además participó de algunos partidos en el +26 y +34 de nuestra institución, la famosa 63, de quienes destacó el hermoso grupo humano que son.

yehuda 2017 2

“Jugar para Macabi es único, es vestir esa camiseta de toda la vida y dejar todo para que a la institución le vaya bien”, expresá el referente macabeo y afirma que desde su lugar de ejemplo para los más chicos, siempre les dice que Macabi y el fútbol tienen que ser un espacio donde formarse para el futuro. “Es el lugar donde encontramos amigos, hermanos de la vida, quizás una novia, todo lo que nos forma y prepara para lo que sigue”.

Hacia el final llegó el momento de agradecer, a los compañeros y al cuerpo técnico de la primera, a la familia que siempre le bancó su locura por Macabi y por el fútbol y también a todos aquellos con los que compartió cancha en esta larga trayectoria. “Haber crecido en Macabi es algo que no me puedo imaginar de otra manera. No sé que hubiera sido de mí sí Macabi no estaba en mi vida”, concluye Tortu, quien luego de una vida macabea, una dedicación constante y de convertirse en una referente para toda la institución, se ganó un lugar entre las #LeyendasMacabeas.

Speak Your Mind