Domingo, 28 de mayo de 2017

El objetivo es la dorada

17757432_651776635018463_5552070942526238255_nLas Macabeadas Mundiales son el evento más importante que puede cruzarse por la vida de un deportista comunitario. Del 4 al 18 de julio, será la 20° edición de este acontecimiento y varios serán los macabeos que representaran a nuestra institución. ¡En esta sección semanal #RumboAIsrael2017 conoceremos un poco a los protagonistas! Esta vez, Sebastian Wainberg, Matias Kawior, Tommy Kletnicki y Tomas Freiberg, jugadores de la categoría Junior de fútbol de campo.

Cada macabeada es el comienzo de miles de historias, en 2017 los chicos nacidos en 2001 y 2002 serán los más jóvenes en competir en la mayor parte de los deportes de conjunto, como por ejemplo en futbol de campo. La ilusión de los adolescentes por participar se vio reflejada en el extenuante e intenso proceso de preselección, que llevo a cabo el entrenador Fabio Liebman, y luego del cual quedaron elegidos los 22 jugadores que representaran a Argentina. Junto al cuerpo técnico, los cuatro macabeos que llevaran nuestros colores a lo más alto serán Seby Wainberg, Tommy “Kleto” Kletnicki, Mati Kawior y Tomy Freiberg.

“Fue una de las mejores noticias de mi vida”, coincidieron Seby y Tomy tras enterarse que habían sido elegidos, además afirmaron sentirse orgullosos de poder representar, no solo a Macabi, sino también a nuestro país y en particular a todos aquellos jugadores que participaron del proceso previo pero que finalmente quedaron fuera del equipo. Por su parte Kawior expresó sentirse feliz de que en el club se lo vea como un ejemplo a seguir: “las felicitaciones de compañeros, técnicos y gente del club me llenan de felicidad y me motivan a dar lo máximo en los entrenamientos y durante las macabeadas”, aseguró.

El objetivo final está claro y no hay dudas en sus declaraciones, la medalla dorada colgada en el pecho es una imagen que comparten en sus cabezas. Tanto Mati como Tommy coinciden en que aún falta mucho trabajo y esfuerzo en los meses que quedan hasta la competencia pero se entusiasman con el talento y la dedicación de todo el plantel. Uno de los aspectos más lindos y disfrutables de una macabeada es el contacto y el vínculo que se forma con compañeros de equipos que hace años son rivales en los torneos de Faccma, “me gustaría que se forme un buen grupo en el que además de jugar bien haya buena onda”, afirma Kleto. El resto coinciden y van más allá, reflexionando que ojalá las relaciones perduren en el tiempo y luego del evento.

Motivaciones varias, desde sentir los colores argentinos en el pecho (Freiberg), hasta querer imitar las experiencias en macabeadas de su papa (Wainberg), pasando por el deseo de meter un gol (Kleto) y ganar la medalla dorada (Kawior), queda claro que la madurez y la confianza de los macabeos será un factor clave para conseguir los objetivos. Esperamos que puedan disfrutar al máximo de la experiencia y les deseamos el mayor de los éxitos tanto deportivos como sociales.

Por Nicolás Winter

Speak Your Mind