Viernes, 24 de noviembre de 2017

Los ponchos cantan una vez más

15337623_595305787332215_3159969344405150013_n

Año a año el Curso de Lideres despide una nueva camada de madrijim que egresan. Esta vez fue el turno de la 43, Hatmada, de mostrar toda su capacidad y potencial en una fiesta emotiva, llena de entusiasmo, momentos lindos y alegría. Los 97 janijim que terminaron su paso por esta etapa cantaron, bailaron, recibieron su merecido diploma y se pusieron por primera vez el poncho rojo que representa los valores macabeos.

Shaiajut, Shleimut y Mivtzar, junto a los 6 mejanjim de la camada, Juli Frakiel, Nico Dabbah, Nico Winter, Maga Minond, Johi Gueler y Cindy Moscovich, prepararon cuadros musicales que sorprendieron y mantuvieron atentas a las 600 personas que llenaron el gimnasio techado de San Miguel el sábado por la noche. Todo comenzó con la entrega de diplomas en la cual cada chico recibió la distinción por culminar su preparación para ser madrijim. Como todos los años el legado del Curso de Lideres volvió a pasar de una familia a otra. En este caso los Kremenchuzky y los Rogovsky hicieron entrega a la familia Abovich. Luego llego el turno de los homenajes, los padres bailaron para los egresados y cada uno de los grupos realizó su presentación dedicada a sus mejanjim.

El plato fuerte fueron los bailes que los chicos tanto habían ensayado. El viaje, hilo conductor de la fiesta, comenzó con los tripulantes del vuelo y los pasajeros dando la bienvenida. La nave pasó por el espacio, recordando a los afectos que nos acompañaban en una coreografía llena de color, luego se detuvo en el Planeta Macabilandia donde las experiencias y vivencias se transformaron en frases de canciones y de un rap que hizo explotar el gimnasio. El crecimiento se vio reflejado en un cuadro inspirado por el juego Mario Bros y por último el aterrizaje se hizo al grito de “Líder Soy”. Solo quedaba tiempo para un pequeño homenaje de los mejanjim para la camada y para que los casi 100 egresados subieran al escenario, con el poncho puesto, para cantar una canción en hebreo y una en castellano. Fue emocionante escuchar el coro de voces que se unían para expresar sentimientos y sensaciones.

Sin dudas un festejo acorde a lo que la camada muestra a cada paso, compromiso, alegría y unas ganas incontrolables son la marca que cada janij tiene en sus acciones. Felicitamos a Maxi Klein y Daiu Kacew directores del curso por hacer posible todo lo que se piensa, a los mejanjim por la predisposición para que todo saliera como estaba pensado, a las familias por confiar y acompañar en el proceso y por sobre todo a los janijim que comprendieron los valores del curso y el día de mañana serán los encargados de transmitirlo.

Por Nicolás Winter

Todas las fotos en: https://www.facebook.com/media/set/?set=a.595286064000854.1073741843.273447642851366&type=1&l=423fb835e3

Speak Your Mind