Miércoles, 23 de agosto de 2017

Conociendo a los nuevos Mejanjim (Curso de Líderes)

IMG_9301

Año tras año una nueva camada ingresa al Curso de Lideres en nuestra institución. Junto a los chicos están los mejanjim que los guían y los acompañan a cada paso. Esta vez es el turno de la camada 45 de entrar a una de las etapas mas lindas de la vida y serán Tomas Dainman, Robert Iskandarani, Martin “Klaba” Klajnberg, Caro Resnik, Tati Fluk y Shari Beraja quienes llevaran a los janijim por este camino.

Satisfacción, orgullo, alegría y agradecimiento fueron algunas de las sensaciones que ellos 6 expresaron luego de recibir el llamado que los convocaba para tan importante rol. “Es un lugar donde siempre quise estar” aseguró Robert, quien esta transitando su tercer año como madrij en el Guivorim, grupo de 12 años. En esa misma linea, Caro, afirmó que siente responsabilidad al ser todo un desafío poder transmitir los valores, la pasión, que tiene el curso. Por su parte Tati remarcó su recuerdo de los años en el curso: “Fue una de las mejores etapas de mi vida y creo que no hay nada más lindo que poder volver a vivirlo desde otro lado”, dijo la madrija de Ieirut, grupo de 14 y compuesto por janijim de la camada.

“Espero que sean 2 años en los que aprendamos muchísimo, crezcamos, conozcamos gente nueva, y nos llenemos de momentos y experiencias hermosas“, manifestó Shari, hoy a cargo del grupo Nigdal de 12 años. Haciendo énfasis en la importancia del curso como formador de líderes con valores macabeos, judíos y universales, Tomi Dainman, madrij de Alufim, grupo de 13, dijo que su expectativa es lograr que esos futuros líderes se destaquen y dejen huella en cada lugar por el que pasen. Klaba, hoy director de Mejudash, expresó que su expectativa esta en vivir el camino junto a los janijim y ayudarlos a crecer durante los dos años del curso.

La motivación es incalculable en el grupo de 6 jóvenes que van a liderar a la 45. Los janijim, las experiencias que brinda el curso y los recuerdos de una etapa que marcó sus vidas se repite en sus respuestas, así como devolverle un poco a la institución que muchos sienten como un segundo hogar. La pasión por la hadraja y la institución se transmite de generación en generación y es uno de los claros objetivos de los mejanjim y del curso. “Nadie tiene dimensión de lo que es el curso hasta que lo vive”, coincidieron.

¡Felicitamos a los 6 y les deseamos el mayor de los éxitos en la hermosa tarea de educar y formar a los futuros madrijim de nuestra institución!

Speak Your Mind